« Proyecto de ley de la Cámara sobre Bandas Callejeras | Main | DHS Implements New H-1B Exemption »

June 19, 2005

Los senadores Cornyn y Kyl anuncian la propuesta de disposiciones sólo sobre cumplimiento de la ley

ACTUALIDAD DESDE WASHINGTON, Volumen 9, Número 4, Junio de 2005;

Los senadores John Cornyn (R-TX), presidente del Subcomité de Inmigración, Seguridad Fronteriza y Ciudadanía del Senado, y Jon Kyle (R-AZ), presidente del Comité de Terrorismo, Teconología y Seguridad del Territorio Nacional del Senado, emitieron a finales de mayo disposiciones relacionadas con el cumplimiento de la ley que, según indicaron, se incluirían en la propuesta legislativa que tienen previsto introducir a finales de este verano, el proyecto de ley para el Cumplimiento Integral y la Reforma de la Inmigración (Comprehensive Enforcement and Immigration Reform Act, CEIRA) de 2005. Aunque citaron la necesidad de una reforma integral, es inquietante que los senadores presentaran una propuesta concentrada exclusivamente en el cumplimiento de la ley. El cumplimiento de la ley fracasará, sin una reforma adecuada de nuestro sistema de inmigración. Se deben desarrollar los dos aspectos en conjunto para que cada uno de ellos tenga éxito.

En la conferencia de prensa que celebraron con motivo de la presentación de estas propuestas, los senadores indicaron que están considerando ahora un programa de “trabajo y retorno” que integre su propuesta de reforma de la inmigración. Dicha estrategia es fundamentalmente deficiente. Un programa de trabajadores invitados que requiera que todos los trabajadores regresen a sus países, no puede considerarse por si mismo una reforma integral de la inmigración. Dicha estrategia ignora los significativos problemas del sistema actual—en concreto, el hecho de que personas que residen actualmente en Estados Unidos no tengan una situación legal, y que las familias tengan que soportar largas separaciones. No es realista asumir que una cantidad significativa de personas indocumentadas se van a presentar y registrar en un programa que, al final, les obligaría a dejar sus empleos y sus familias. Un programa que no incluya ninguna posibilidad real para que los trabajadores temporales obtengan la residencia permanente si cumplen los requisitos de elegibilidad no generará la plena participación y perjudicará a nuestra economía. La gente decidirá sencillamente no participar, o correr el riesgo y regresar a la clandestinidad, si las leyes no cambian durante el período de aplicación del programa. Tampoco es realista asumir que las familias soportarán décadas de separación. Para mejorar nuestra seguridad, necesitamos leyes de inmigración que reconozcan las necesidades de las empresas estadounidenses, reúnan a las familias y nos permitan descubrir quién está viviendo en Estados Unidos. Una estrategia de tipo trabajo y retorno no cumple estos objetivos.

El hecho de que esta estrategia es profundamente deficiente se puso de manifiesto durante las sesiones que ha celebrado el Senador Cornyn durante los últimos meses, algunas en conjunción con el Senador Kyl. Margaret Stock, miembro de AILA y Profesora Asociada de Derecho en West Point, subrayó la necesidad de una reforma integral, como establece el proyecto de ley para un Estados Unidos Seguro y una Inmigración Ordenada de 2005 (S. 1033/H.R. 2330). Para ver el testimonio de la Profesora Stock, puede visitar: http://www.aila.org/fileViewer.aspx?docID=18638

HAN CONTRIBUIDO

Judith Golub, Directora de Campañas y Relaciones Públicas
Marshall Fitz, Subdirector de Campañas
Danielle Polen, Consejera Legislativa
Joanna Hedvall, Encargada de Inmigración relacionada con los Negocios
John Estrella, Encargado de Políticas
Julia Hendrix, Encargada de Relaciones con los Medios de Comunicación
Michelle Méndez, Asistente de Campañas

American Immigration Lawyers Association
918 F Street, N.W.
Washington, D.C. 20004
202-216-2403

47AU5004

Posted by VisaLawyer at June 19, 2005 07:43 AM

Comments

Post a comment




Remember Me?

(you may use HTML tags for style)