« DHS Implements New H-1B Exemption | Main | “The Economics of Necessity: Economic Report of the President Underscores the Importance of Immigration,” »

June 20, 2005

El DHS implementa nueva exención para H-1B

AILA, ACTUALIDAD DESDE WASHINGTON, Volumen 9, Número 4, Junio de 2005;

El 12 de mayo, la Oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) empezó a aceptar nuevas peticiones de visas H-1B para el año fiscal 2005, de acuerdo con la exención dispuesta por la Ley de Reforma de H-1B (H-1B Reform Act) de 2004. Esta Ley se incluyó como parte de la Ley General de Presupuestos para el Año Fiscal 2005 (Omnibus Appropriations Act for Fiscal Year 2005 (Pub. L. No. 108-447)). La nueva ley agrega una excepción limitada de 20.000 al máximo numérico anual de 60.000 visas H-1B para extranjeros que se gradúen con una titulación avanzada en una universidad de Estados Unidos.

La exención limitada incluida en la Ley de Reforma de H-1B de 2004 es inadecuada y quedará probablemente agotada antes del final del ejercicio fiscal. Anticipando que los empleadores presentarán más solicitudes de exención del H-1B de las que se dispone, el USCIS declaró en sus directrices sobre implementación que trasladará automáticamente al año fiscal 2006 toda petición procesada después de alcanzado el límite de 20.000, a no ser que se informe de lo contrario. Para dichas peticiones, los extranjeros no podrán empezar a trabajar de acuerdo con sus visas H-1B hasta el 1 de octubre de 2005, el primer día del año fiscal 2006.

Con la mejora de la economía estadounidense y el aumento de la demanda, los empleadores estadounidenses necesitarán un mayor acceso a estos profesionales extranjeros altamente instruidos. La economía de Estados Unidos podría resentirse si no se dispone de dicho acceso. A corto plazo, las limitaciones del acceso impedirían que los empleadores utilicen plenamente las habilidades especiales de estos profesionales extranjeros altamente instruidos. A más largo plazo, dicha rigidez limitaría la oferta de estos profesionales en nuestro mercado laboral, obstaculizando por lo tanto nuestra vitalidad económica. El resultado será la pérdida de empleos estadounidenses y que los proyectos de Estados Unidos pierdan frente a la competencia extranjera. El Congreso tiene que apoyar un programa de H-1B que refleje la necesidad de nuestro país de estos profesionales y permita que los empleadores estadounidenses puedan acceder ahora y en el futuro a los talentos de estos profesionales extranjeros altamente instruidos.

HAN CONTRIBUIDO

Judith Golub, Directora de Campañas y Relaciones Públicas
Marshall Fitz, Subdirector de Campañas
Danielle Polen, Consejera Legislativa
Joanna Hedvall, Encargada de Inmigración relacionada con los Negocios
John Estrella, Encargado de Políticas
Julia Hendrix, Encargada de Relaciones con los Medios de Comunicación
Michelle Méndez, Asistente de Campañas

American Immigration Lawyers Association
918 F Street, N.W.
Washington, D.C. 20004
202-216-2403

47AU5004

Posted by VisaLawyer at June 20, 2005 07:38 AM

Comments

Post a comment




Remember Me?

(you may use HTML tags for style)